El almendro es uno de los árboles frutales que antes florece en nuestros campos. Suele comenzar su floración entre finales de enero y marzo.

Actualmente, España es el tercer productor mundial de almendras, después de EE. UU. y Australia.

Dentro de los frutos secos, el almendro destaca de forma destacable, tanto por la superficie como por la producción.

El momento de floración del almendro depende de dos factores: la variedad y la posición geográfica del cultivo.

Podemos encontrarnos con variedades tempranas, medias, tardías o muy tardías, según el momento de floración del árbol.

De ser un cultivo marginal, ha pasado a tener gran relevancia gracias a diferentes factores.

En primer lugar, la innovación ha aportado variedades autofértiles y de floración tardía, lo que ha permitido una mejor adaptación a climas donde las heladas son recurrente.

El segundo aspecto ha sido la evolución en sistemas de formación y poda. Con menores marcos de plantación y una mayor mecanización de la poda y recolección.

Y uno de los aspectos más importantes que está directamente relacionado con la productividad del almendro, es el riego. Pasando de una media de 120 kg/ha de almendra en grano en secano a producciones de 2.000 kg/ha de almendra en grano en regadío.

Nuestro reto principal es ayudarte a producir más con menos recursos, por eso, optar por riegos localizados, riegos de precisión hará que optimicemos cada día más nuestros cultivos.

¿Quieres que te ayudemos con tu proyecto agronómico? 

CONTACTA CON NOSOTROS