Una ruta por la montaña es una gran metáfora de la vida.

– Es apasionante.

– No sabes lo que te vas a encontrar.

– Sabes que te puedes caer, que puede llover, que te vas a cansar…

Y a pesar de todo, pones tu mejor cara y disfrutas, porque pase lo que pase está bien.

Desde RITEC, queremos añadir además una puntualización…

“Dime como se comporta un equipo cuando sale de ruta por la montaña, y te diré como se comporta ese equipo en tu empresa”

¿Alguna vez te has planteado esto? ¿Qué sucede con el equipo cuando alguien se cae en la ruta?…

¿Se apoyan, se ayudan, buscan soluciones? ¿O por el contrario ponen mala cara y se quejan constantemente por lo sucedido?

¿Qué sucede con el equipo cuando están perdidos y no saben qué camino tomar? … ¿Se bloquean? ¿Se quejan? ¿Toman el mando de la situación y continuan porque aunque no saben cómo llegar, tienen claro el destino?

Sin duda, como haces una cosa, lo haces todo. Y tenemos la suerte de tener el mejor equipo de ciclistas que nos pudiéramos imaginar.

Porque juntos, llegamos más lejos.